Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

En casa...

Cocina

Cierra el grifo cuando no lo utilices.

Cierra el grifo cuando no utilices el agua al lavarte los dientes, al afeitarte o al lavar los platos. En un minuto con el grifo abierto se pueden perder hasta 5 litros de agua.

No te entretengas en la ducha.

Cada minuto que pasas en la ducha con el grifo abierto puedes gastar unos 10 litros de agua. ¡Piensa todo lo que puedes ahorrar si aceleras su ducha o si cierras el grifo mientras te enjabonas!

Cada gota cuenta.

Si reparas los grifos que gotean podrás ahorrar hasta 30 litros al día. ¡Es la misma cantidad de agua que pueden beber 15 personas en 1 día!

Los detergentes y suavizantes.

Las sales y los fosfatos de los detergentes para lavadoras y lavaplatos, vertidos en grandes cantidades, pueden afectar el funcionamiento de las plantas depuradoras.

Utiliza aparatos aguamigables.

Si tienes que comprar una lavadora, un lavavajillas o un váter, comprueba que tenga la etiqueta ecológica que garantiza un uso racional del agua.

Instala dispositivos ahorradores.

Si instalas grifos ecológicos, reductores de caudal, aireadores u otros dispositivos ahorradores, podrás reducir considerablemente el volumen del agua que sale por el grifo sin notar pérdida de presión alguna.

Oficina Virtual Enlace a la página de la factura sin papel DMMA 2017